Cómo funciona una EDAR: Todo lo que necesitas saber

¿Cómo funciona una estación depuradora de aguas residuales (EDAR)?

Una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) es un lugar donde se realiza el tratamiento adecuado para reutilizar estas aguas. También conocidas como estaciones depuradoras, las EDAR son instalaciones que se encargan de reducir la contaminación de las aguas residuales antes de ser vertidas al medio ambiente.

El agua sucia es vertida a las alcantarillas

El proceso comienza cuando el agua sucia es vertida a las alcantarillas, ya sea proveniente de la industria o de las ciudades. Esta agua contiene una gran cantidad de contaminantes que deben ser eliminados antes de ser liberada en la naturaleza.

El agua llega a la estación depuradora a través de colectores

El agua residual es transportada desde las alcantarillas hasta la estación depuradora a través de colectores. Estos colectores son conductos subterráneos que llevan el agua hasta la planta de tratamiento.

Se extraen los elementos de más peso y tamaño en el pozo de gruesos

Una vez que el agua llega a la planta depuradora, se extraen los elementos de mayor peso y tamaño en el pozo de gruesos. En este pozo se retienen los residuos más grandes que podrían dificultar el correcto funcionamiento de la planta.

Se retiene la suciedad sólida más gruesa en las rejas de cribado

Después de pasar por el pozo de gruesos, el agua es dirigida a las rejas de cribado. Estas rejas retienen la suciedad sólida más gruesa, como hojas, palos y otros objetos que podrían obstruir el proceso de depuración.

El agua es impulsada a una cota para circular por la planta

Una vez que la suciedad más gruesa ha sido eliminada, el agua es impulsada a una cota superior para circular a través de la planta depuradora. Este proceso se realiza mediante bombas que garantizan que el agua fluya de manera constante.

Se separan las partículas pequeñas en las rejas de finos

En las rejas de finos, se separan las partículas más pequeñas presentes en el agua. Estas rejas retienen los sólidos más finos, como arena y otros sedimentos, evitando que lleguen a las etapas posteriores del tratamiento.

Se hunden las arenas y flotan las grasas en el desanerador-desengrasador

Después de pasar por las rejas de finos, el agua es dirigida al desanerador-desengrasador. En esta etapa, las arenas se hunden y son separadas del agua, mientras que las grasas y aceites flotan y son recolectados para su posterior tratamiento.

Se separan los detritus en el decantador primario

En el decantador primario, se separan los detritus presentes en el agua. Este proceso se realiza mediante la sedimentación, donde los sólidos más pesados se hunden hasta el fondo del decantador y son eliminados.

Se elimina la carga contaminante restante por medios biológicos

Después de pasar por el decantador primario, el agua aún contiene una carga contaminante. Para eliminar esta carga, se utiliza un proceso biológico en el que se aporta oxígeno al agua y se utilizan microorganismos para degradar la materia orgánica.

Los biosólidos se depositan en el fondo del decantador secundario

En el decantador secundario, los biosólidos, es decir, los sólidos sedimentados y microorganismos utilizados en el tratamiento biológico, se depositan en el fondo. Estos biosólidos son posteriormente retirados para su tratamiento y disposición final.

Los fangos decantados se incorporan a la línea de fangos

Los fangos decantados en el decantador secundario son incorporados a la línea de fangos. Esta línea se encarga de procesar los residuos generados en las etapas de decantación, tratamiento biológico y otras etapas del proceso de depuración.

Se realiza un espesamiento de los fangos

En la línea de fangos, se realiza un proceso de espesamiento para reducir la cantidad de agua presente en los fangos. Esto se logra mediante la aplicación de técnicas de deshidratación, como la centrifugación o la filtración.

Los fangos espesos pasan a un digestor anaerobio

Una vez que los fangos han sido espesados, pasan a un digestor anaerobio. En este digestor, se lleva a cabo un proceso de digestión anaerobia, donde los microorganismos presentes descomponen la materia orgánica y liberan gas metano.

Se libera gas metano durante la digestión anaerobia

Durante el proceso de digestión anaerobia, se libera gas metano como subproducto. Este gas puede ser utilizado como fuente de energía, ya sea para alimentar la planta depuradora o para ser aprovechado en otros procesos.

El fango digerido se almacena en el depósito de almacenamiento de fangos

Una vez que los fangos han sido digeridos en el digestor anaerobio, se almacenan en el depósito de almacenamiento de fangos. Este depósito permite que los fangos se asienten y se estabilicen antes de ser tratados y destinados a su disposición final.

Se elimina la mayor parte de agua posible en el edificio de deshidratación de fangos

En el edificio de deshidratación de fangos, se lleva a cabo un proceso para eliminar la mayor parte de agua posible presente en los fangos. Esto se logra mediante técnicas de deshidratación, como la filtración o la aplicación de presión.

Los fangos deshidratados son enviados a su destino definitivo

Una vez que los fangos han sido deshidratados, son enviados a su destino definitivo. Dependiendo de las regulaciones y normativas locales, los fangos deshidratados pueden ser utilizados como fertilizante agrícola, enviados a vertederos controlados o utilizados en otros procesos industriales.

El funcionamiento de una EDAR consta de varias fases, desde el pretratamiento hasta el tratamiento terciario. Cada etapa del proceso tiene como objetivo reducir la contaminación y garantizar la calidad del agua antes de su vertido al medio ambiente. A través de este proceso, se busca minimizar el impacto medioambiental y proteger los recursos hídricos. Sin embargo, es importante destacar que la falta de depuradoras de aguas residuales en muchas partes del mundo aún provoca el vertido directo de aguas residuales en medios naturales, lo que aumenta la contaminación del agua. Es necesario seguir promoviendo el desarrollo y la implementación de más estaciones depuradoras para garantizar un correcto tratamiento de las aguas residuales y proteger nuestro entorno.

Índice
  1. ¿Cómo funciona una estación depuradora de aguas residuales (EDAR)?
    1. El agua sucia es vertida a las alcantarillas
    2. El agua llega a la estación depuradora a través de colectores
    3. Se extraen los elementos de más peso y tamaño en el pozo de gruesos
    4. Se retiene la suciedad sólida más gruesa en las rejas de cribado
    5. El agua es impulsada a una cota para circular por la planta
    6. Se separan las partículas pequeñas en las rejas de finos
    7. Se hunden las arenas y flotan las grasas en el desanerador-desengrasador
    8. Se separan los detritus en el decantador primario
    9. Se elimina la carga contaminante restante por medios biológicos
    10. Los biosólidos se depositan en el fondo del decantador secundario
    11. Los fangos decantados se incorporan a la línea de fangos
    12. Se realiza un espesamiento de los fangos
    13. Los fangos espesos pasan a un digestor anaerobio
    14. Se libera gas metano durante la digestión anaerobia
    15. El fango digerido se almacena en el depósito de almacenamiento de fangos
    16. Se elimina la mayor parte de agua posible en el edificio de deshidratación de fangos
    17. Los fangos deshidratados son enviados a su destino definitivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir